Anuncios
Lo último

Harry Potter Contador y el Misterio del Debe y el Haber 

Ya hace rato que no daba materia de Información Financiera para la Toma de Decisiones (para los de la vieja guardia o de mi generación Contabilidad Financiera, la 1 o como yo le llamo, Conta Kids) pero este verano me animé a retomar las bases contables e impartir esta materia en la universidad. En el grupo hay una mezcla bastante interesante de alumnos: Negocios Internacionales, Mercadotecnia y Comunicación, y Administración, cada uno de ellos sabe la importancia de la materia porque a palabras de ellos, “sirve para que no te den gato por liebre a la hora de los números en las empresas o en tu negocio“. En el grupo tengo alumnos que llevan la materia por segunda vez ( 😥) y con lo que se inicia de cajón es con la Teoría de la partida doble creada por padre de la Contabilidad, el Yoda de la Información Financiera… Fray Luca Pacioli. 

Dentro del curso, se explica la fórmula de la vida contable, que Activo = Pasivo + Capital Contable, que significa que para que la empresa tenga un bien o derecho, es necesario fuentes de financiamiento, maneras de conseguir ese bien, ya sea por deuda (pasivo) o por dinero aportado por los accionistas o generado por la propia empresa (capital contable).

Hasta aquí no hay nada complejo de entender, la cosa se complica al momento de hacer los famosos registros contables y las tediosas cuentas T, donde surgen términos que ponen a temblar a cualquiera al inicio: el Debe y el Haber.

Por naturaleza contable los activos o bienes y derechos de la empresa cuando aumentan se ponen en el Debe, y los pasivos cuando aumentan se ponen en el haber (al igual que el Capital Contable), dando origen así a uno de los grandes misterios de la historia del hombre.

Oye, pero me acabas de decir que el activo es todo lo que tengo ¿no tendría que ser haber en lugar de Debe?, y peor aún, me acabas de decir que los pasivos son deudas es lo que debo y ahora me dices que aumentan en el haber y no en el que parece lógico que es en el Debe. No te mentiré, los profesores de este tipo de materias cometemos un gran error al no explicar el origen de esto, porque, 1. No le damos importancia, 2. Lo aprendimos como un dogma de fe como si fuera una tradición sin cuestionarlo a nuestros maestros y así se fue pasando la bolita (no fue mi caso, saludos a todos los que fueron mis profesores de la carrera quienes si me explicaron eso 🤓😂)

El Debe en el activo, y el haber en el pasivo y capital contable tienen una razón de ser: para que haya un activo le debes su razón de existir a un pasivo, al capital o una combinación, y con esto el reconocimiento de que ahora hay una obligación con el pasivo o capital. 


¡Ah verdad!, y como sé que algunos aún así no lo entenderán me puse más filósofo e historiador, y me di a la tarea de investigar la raíz y el origen del por qué se le asignaron estos nombres, encontrando un texto del Profesor José Luis Elizondo López donde explica esto, la razón de ser de estas palabras, y lo pongo textualmente como él lo platica:

“​Durante muchos años mi duda seguía latente y sólo por azares del destino, un buen día, consultando un libro de Derecho Romano, encontré la explicación del DEBE y el HABER, la cual deseo compartir con ustedes y así los contadores de México podamos dar una explicación del por qué DEBE y por qué HABER y no dar una explicación cantinflesca en donde sólo digamos: debe haber y no hay nada.

​En el libro susodicho, estudiando lo que los romanos definían como relación de crédito, encontré la siguiente definición: En toda relación de crédito siempre hay un DEUDOR o DEBITOR persona sobre la cual se tiene un derecho, o bien la que tiene una obligación a favor de un acreedor y a su vez un ACREEDOR o CREDITOR o HABILEITOR es decir, persona que nos habilita o nos provee bienes y servicios y que a cambio de éstos posee un derecho sobre la persona que los recibe, en este caso DEUDOR o DEBITOR .

​Si recordamos que la nacionalidad de Fray Luca Da Borgo Pacioli era italiana, puede inferirse que el primer libro de contabilidad fue escrito en italiano y si conjugamos estas dos situaciones vamos a encontrar la siguiente explicación:

​La palabra DEBE es una traducción del término DEBITOR que significa deudor, es decir, persona sobre la que se tiene un derecho, que traducido al lenguaje contable le llamaríamos un ACTIVO.

​El término HABER es una traducción del vocablo HABILEITOR, es decir, persona con la cual tenemos una obligación por habernos proveído de bienes o servicios, que traducido al lenguaje contable son PASIVOS o deudas”.

Ahora sí, no hay excusa para que tengas mal los ejercicios de registro contable y de cuentas T. El misterio se ha resuelto.

Francisco J. Orozco Bendímez

Visita y sigue nuestras redes sociales

Facebook: http://www.fb.com/emprepedia/

Instagram: http://www.instagram.com/emprepedia

Twitter: @emprepedia


Anuncios
Acerca de Francisco J. Orozco (106 Artículos)
Profesor de Contabilidad y Finanzas en el Tecnológico de Monterrey Campus Monterrey. Millennial de nacimiento.

1 Comentario en Harry Potter Contador y el Misterio del Debe y el Haber 

  1. ADRIAN ENRIQUE MILAN // agosto 22, 2017 en 2:02 pm // Responder

    jajaja !!! ” Conta Kids ” jajajaja Saludos Maestro !

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: