Anuncios
Lo último

El Casino en el mundo financiero: Las Bolsas de Valores

Cuando escuchamos “Bolsa de Valores” a nuestra mente vienen escenas de las películas El Lobo de Wall Street, la mismísima película de culto financiero Wall Street, o (una de mis favoritas) La Gran Apuesta, pero poco sabemos en realidad qué es la Bolsa de Valores (acéptenlo, ustedes piensan que saben, pero no mientan por convivir, y lo que pasa en estas películas no está lejos de la realidad, aunque no tocan el para qué son las bolsas de valores).

Ok, una empresa para tener activos (propiedades y derechos) y/o generar nuevos proyectos necesita fuentes de financiamiento: los conocidos pasivos (deuda) o capital (dinero de accionistas o dinero generado por la misma empresa). Las empresas no siempre quieren pedir prestado y generar más deuda y en otros casos los accionistas originales no quieren aportar más, por lo que recurren al “mercado de valores”. El mercado de valores es aquel lugar donde las empresas que necesitan financiamiento buscan nuevos accionistas por medio de la emisión de nuevas acciones (un papel que dice que serás accionista de la empresa con todo lo que conlleva).  Por cierto, los históricos financieros se basan en que se le dice BOLSA debido a que existió una familia llamada Van Der Buërse, en Brujas, que prestaba su casa para realizar transacciones y su escudo de armas eran 3 bolsas ya que el apellido deriva del latín Bolsa.

Estos nuevos “accionistas” invierten en estas empresas tal vez no para convertirse en accionistas con voz y voto, sino con el objetivo de que la acción que compraron (otra realidad es que no se compra 1 acción, sino paquetes de 100 en 100) aumente de valor. Su estrategia: comprar barato y vender caro, “comes y te vas” dirían algunos.

Oye, pero ¿cómo se determina el precio de las acciones?, ¿cómo sé que sube o por qué bajan? Muy sencillo y en términos simples, el objetivo de una empresa sin duda es generar muchas ventas y tener mucha utilidad, una de las maneras de calcular el precio de la acción es bajo un pronóstico de cuanta utilidad generará la empresa en el futuro y traes esos datos al día de hoy y lo divides entre la cantidad de acciones que hay en circulación. Es por eso que cuando hay noticias de que se va abrir una nueva sucursal se entiende que habrá más ventas, por ende más utilidad y por ende el precio de la acción sube; es por eso que el incremento en un costo o gasto por X situación generará menos utilidad o pérdida y luego menos utilidad y por eso el valor de la acción baja.

Claro siempre habrá especulación, chismes o información asimétrica (información que solo unos pocos tienen), eso hace que los mercados (las bolsas sean inestables) pero aun así el rendimiento de tu inversión pareciera muy atractivo y mucho mejor que meterlo debajo del colchón o en un banco donde te da poco rendimiento (ganancias, ya lo tocaremos en otro artículo). Ojo, existe una máxima financiera que dice “mayor riesgo, mayor rentabilidad”, pero aguas con el riesgo porque puedes perder dinero.

Antes, es una verdad que para entrarle a este juego desde el punto de vista de inversionista tenías que ser familiar de Warren o de Carlos Slim, ser muy rico y entrar a estas casas de bolsa rimbombantes: Vector, Actinver, IXE o Accival, crear una cuenta con ellos con un monto mínimo que iban de los $100,000 ó $250,000 MXN

Hoy por hoy, en este mundo globalizado, podemos encontrar apps donde empezemos iniciar con inversiones desde $5,000 MXN ó $10,000 MXN (MXN es moneda nacional mexicana). Existen aplicaciones como GBM home broker o Kuspit que incluso dan cursos introductorios con simuladores de bolsa, u otras apps como eToro, Plus500 o Copyop que te permiten explorar otras Bolsas del Mundo o incluso invertir en divisas y metales. Aquí lo importante es que leas, te informes muy bien de las apps que usarás, lees bien los contratos y ver quienes avalan y regulan sus operaciones no vaya ser que el permiso de ser intermediario sea de Islas Fiji.

Un dato importante que hoy pude sacar con mis alumnos de la materia de Mercado de Valores es que, en el año pasado 2016, el IPC (el indicador de la bolsa mexicana) solo dio un 5% aproximadamente, mientras el S&P 500 (uno de los principales indicadores de la bolsa NYSE, en EEUU hay como 7 bolsas de valores) dio por ahí de los 17%, la pregunta del millón es ¿dónde quisieras poner tu dinero?, y la otra pregunta sería ¿ya vieron por qué los grandes inversionistas mueven su dinero a otras partes del mundo y no lo dejan en México?

Francisco J. Orozco Bendímez

Anuncios
Acerca de Francisco J. Orozco (95 Artículos)
Profesor de Contabilidad y Finanzas en el Tecnológico de Monterrey Campus Monterrey. Millennial de nacimiento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: