Anuncios
Lo último

El dólar casi no cuesta, pero cuesta mucho: La batalla de los mil días.

Ya en un artículo publicado este año llamado “El Dólar llegará a 20 … y el Cruz Azul también”, habíamos ya, si no bien pronosticado, dado la posibilidad de que el dólar llegara al Benito. Solo nos queda decir una cosa: creo que las dos situaciones se cumplieron, se rebasarán y el Cruz Azul tendrá esta maldición por N años pero esperemos que el Dólar no.

Hablando en serio, habíamos considerado anteriormente el fortalecimiento de la moneda estadounidense más por el fortalecimiento de la economía gringa que por cuestiones internas de nuestro país (no hace falta recordar la recuperación de EEUU después de la crisis del 2008 porque ya aburro con ese tema y porque lloro solo de revivir esa época), pero ahora sí podríamos decir que las variables le pertenecen a casa y otras externas, pues podríamos controlarlas.

Lo que me he dado cuenta es que la economía y las finanzas actuales no son Ceteris Paribus como diría Alfred Marshall, simplemente porque nada puede estar quieto y constante, todo cambia y es variable, todo puede ser (sí con un comportamiento justificado en datos tangibles) con base al comportamiento de las masas.

Pero antes de ponernos filosóficos, ¿a qué se debe este incremento en el precio del dólar? La verdad no había querido escribir al respecto hasta no ver el comportamiento de los mercados y de varias decisiones que se tomarían aquí en México, pero podría mencionar 3 importantes (ya sin mencionar la recuperación gringa):

  1. Las Benditas tasas de la FED: La FED es lo equivalente en México a Banxico, pero todo mundo pensaría ¿qué importancia tiene una tasa de referencia?, sí y mucha. Recordemos que una tasa tiene dos lados, una pasiva y una activa. Sí una tasa sube quiere decir que si vas al banco o inviertes en algo y lo mantienes, generarás mayor rendimiento por parte de un gran capital de dinero de inversionistas y eso da confianza porque quiere decir que las cosas “van bien”. La FED quiso subir sus tasas de interés porque pues ya saben, vienen elecciones, y pues hay inestabilidad hasta no saber quién queda ganador, por lo que ellos tuvieron que aumentar la tasa para motivar la inversión en el país de #GodBlessAmerica. Por eso, tras la noticia de que probablemente esto pasaría, el dólar agarró más coraje y al peso mexicano le dio en la torre. Sorpresa: dijo mi mamá que siempre no y por eso el día de ayer el peso mexicano dio un respiro y ganó una pequeña batalla el día de ayer, pero la FED ya amenazó que en diciembre si habrá aumento, por lo que el peso gano la batalla, pero no la guerra. Recuerden esto en diciembre.
  1. La ropa sucia se debería lavar en casa, pero esto es capitalismo: Definitivamente después de la visita de Trump, una pata en la mesa del gobierno del país quedó floja. Este hecho ocasionó la salida de Videgaray de la SHCP y la entrada al quite de Meade. Para un servidor, después del Presidente de la República, el segundo puesto con más importancia en un país es el Ministro de Hacienda ¿por?, por el hecho que ve la entrada y salida de dinero del país, el flujo directo, la recaudación de impuestos, la política fiscal de un país. Si cambias algo de la noche a la mañana, tu dirías que es algo raro y no es normal (como cortar a tu novia). Pues esa fue la percepción del mundo y los inversionistas. A eso agréguenle, el recorte al gasto en el paquete económico para el 2017, disminuciones en subsidios, e inversiones en infraestructura. Por ello, las calificadoras empezar a poner la marca del diablo en México y cuando te marcan, te marcan y trae desconfianza.
  1. Las Trumpadas (como me da risa ese anuncio de tele y radio): Pareciera que este es el punto más subjetivo de todos, pero no. Como ya también habíamos publicado en el artículo “Todos contra Trump”, la idea de crear el muro no necesariamente es un muro físico, sino un muro a los diferentes tratados comerciales que se tiene con el mayor cliente y proveedor de México… Estados Unidos. Estas barreras son arancelarias, comerciales y se traduce en dinero, entonces para que invertir en pesos, si todo se va quedar en dólares. Motivo por el cual hay más confianza en el billete verde que en el azulito.

México ya lleva en lo que va del año 3 aumentos en sus tasas interés VS una de EEUU. Todo esto para que sea más atractivo invertir en México (en pesos) que en dólares y tratar de crear un crecimiento económico, pero ojo, mucho ojo: una cosa es el crecimiento económico y otro el que la raza, la gente normal, podría comprender y realmente tener en sus bolsillos (aguas inflación).

Francisco J. Orozco Bendímez

Anuncios
Acerca de Francisco J. Orozco (95 Artículos)
Profesor de Contabilidad y Finanzas en el Tecnológico de Monterrey Campus Monterrey. Millennial de nacimiento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: