Anuncios
Lo último

México y la tesis olvidada

Ya después de la visita de Trump que acaparó todos los medios y toda la atención y debate nacional, error histórico por cierto, y con la certeza de que no va a pasar absolutamente nada después de descubierto y sobretodo aceptado y enterrado el plagio en la tesis que presentó el ahora presidente de México para obtener su licenciatura, solo queda hacer  un análisis de por qué es así en nuestro país. Presidentes en función han caído por plagio, presidentes de compañías multinacionales han sido destituidos, pero no en México, ¿Por qué?

 

El plagio es algo grave, muy grave académicamente, ¿que nos cuesta darle crédito a cierto autor si en algún trabajo utilizamos sus palabras o conclusiones para reforzar o corroborar las propias? Nada, hay hasta diversos métodos para hacer dichas citas, ¿entonces por qué no lo hizo Peña Nieto? Para empezar yo creo que porque ni él fue el que hizo su tesis, o al menos no en su totalidad, pero bueno esa es solo mi opinión y no me enfrasco en ella. Aun así eso no explica por qué no pasa nada al revelarse plagio en ella. Y no creo que solo allá una razón, aquí expongo un par.

 

Carmen Aristegui hizo un anuncio al que solo le faltó literalmente un bombo y un platillo al fondo sobre una gran revelación que haría después de la clausura de los juegos olímpicos, con respecto a la ética del presidente de México, rayó en el insulto. Hay modos y hay formas, y después de hacerle segunda a una manta que desplegó el PT llamando a Felipe Calderón un borracho siendo éste presidente, para mí y para un gran sector de la población perdió mucha credibilidad, eso no es periodismo de investigación del que se jacta hacer ella. Fue despedida, y se hizo la mártir. ¿Qué esperaba? Es el presidente, y uno de los más queridos y creo que el único que se puede pasear y asistir a eventos multitudinarios y es apoyado por la gente en ellos, inclusive si hay abucheos.

 

Tiempo después, realizo una de las mayores revelaciones del actual sexenio, puso en jaque al Ejecutivo, ahí si con periodismo de investigación, pero cometió un error que se pudo probar, lo hizo con recursos de MVS y el reportaje fue difundido por su página y por Proceso, con toda justificación fue nuevamente despedida, otra vez de mártir. Pero al haber realizado ahí si una investigación, la historia le dio la razón. Ahora, ese domingo de clausura, después de ver ese anuncio, por la forma y modo, personalmente pensé que iba a salir con algo irrelevante, nada nuevo, y las primeras reacciones de un gran sector fueron similares, hubo quien inclusive dijo que era el fin de la carrera periodística de Aristegui.

 

Dos notas y de gran escándalo y relevancia nacional, las dos contra el llamado PRIAN, y la peor y mal hecha impulsada y siguiendo la línea de izquierda, inclusive con sus palabras, pero jamás nada en contra de uno de los grandes parásitos de nuestro país que no trabaja y vive como rico siendo de izquierda. Entonces, una de las razones de por qué no pasó nada, es porque la gente ya no la toma en serio, simple y sencillamente. Recibe una línea que un gran sector de la población ya descubrió y ha perdido credibilidad.

 

La otra razón por la cual no pasó nada, es porque México vive bajo un tipo de síndrome de Estocolmo, donde no digo que queramos a nuestros captores o en este caso gobernantes, pero vivimos bajo un tipo de miedo en donde no queremos ni moverle tantito al sistema bajo el que vivimos porque no sabemos que podría pasar. Ya no queremos más crisis políticas o económicas creadas internamente, ya tuvimos suficientes. La apatía y conformismo domina hoy en día.

 

La sociedad en general entonces, sus líderes, empresarios, académicos, no ejercimos ninguna presión consecuente a esa revelación que siendo grave, creo ni siquiera se ha dimensionado como tal. Los medios inclusive ayudaron a enterrarla. Y aun cuando el 72% de los mexicanos se siente insatisfecho con el manejo en cuestiones como seguridad, economía, combate a la corrupción y educación, aun así no hacemos nada. Si cae el Presidente de la República, ¿que podría pasar o quien llegaría? Nos llevaría la chin….

 

Y mucho de esto tiene que ver con uno de esos temas con el cual los mexicanos nos sentimos insatisfechos, la educación. Un sistema educativo que a lo largo de los años ha adoctrinado a los mexicanos bajo el yugo de la revolución, haciendo fácilmente manipulable a la población en general que solo tiene acceso a ese tipo de educación desde pequeños, favoreciendo la creación de escuelas particulares de todos los niveles, algunas sobresalientes a nivel mundial, pero otras como la UP regidas bajo cánones del Opus Dei, que si bien está ligado a la religión que profeso, es una organización que segmenta aún más y favorece solo a los más privilegiados, y cuando alguno de los miembros erra, bueno, la historia se ha contado sola.

 

Ahora bien, Enrique Peña Nieto no es el único presidente que de joven vivió holgadamente por decirlo de cierta forma, tan bien que se ha conservado joven y “guapo”. Justin Trudeau, primer ministro de Canadá, en su juventud fue el junior por excelencia, pero ahora gobernando es una de las personas más sensatas en el poder y gobierna como tal. Tampoco es el único que ha tenido escándalos, David Cameron, ex primer ministro de Reino Unido, tenía a su amigo de fiestas y borracheras de la universidad en el gobierno en un puesto relevante por decir lo menos, aun así, gobernaban bien, su salida se debió a que se jugó el puesto con una mal apuesta que hizo y acorde con el resultado se hizo a un lado. Y a qué viene todo esto se preguntarán, pues a que la educación no es solo la que recibimos en la escuela, también incluye a los valores que nos inculcan nuestras familias, el sentido del bien y del mal que desarrollamos cuando vamos creciendo y madurando, el sentido común tan esencial y muchas veces tan escaso. Y al menos que cambiemos todo ese status quo bajo el cual nos regimos actualmente, seguiremos viviendo en el país de no pasa nada. Hay que hacer cambios, y hay que hacerlos sin miedo. Este gran país no está para ser la burla de nadie y mucho menos para entregar ni el mínimo de su dignidad, si es que nos queda cara después de la semana pasada gracias al Ejecutivo que solapamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: