Anuncios
Lo último

El zoológico que algunos llaman gobierno.

Nuestro país está viviendo una época de completa descomposición de la sociedad y dos de los cánceres que dañan tanto a México, desde su concepción como país, son la corrupción y la impunidad. Pero estos dos problemas van más allá de los hechos que escuchamos de personajes reconocidos, la corrupción e impunidad son alentadas por una sociedad permisiva. En las ciudades de provincia es bien sabido quien anda por malos pasos, y en lugar de castigar a las personas que se han beneficiado del sistema, tienen un séquito de lame-suelas que enaltece el ego de estas personas y lo peor es que la gente está consciente de ello.

En mi opinión hay dos niveles de corrupción: la corrupción por retraso emocional (término de Deepak Chopra refiriéndose a D. Trump en una entrevista) gente que, por su incomprensión de su propósito de vida, encuentra un placer en el dinero, la fama y el poder. Estas personas en verdad no entienden que nunca habrá suficiente dinero, fama y poder, si no que han resuelto las temáticas de su vida y viven envueltos en la vanalidad de las cosas.

El siguiente nivel de personas corruptas es del que quiero hablar: los animales. Los animales han cruzado una línea a un territorio surrealista de nula moral y sin escrúpulos, que solo responden a estímulos (dinero, poder, fama) sin importar cuánto puedan llegar a destruir en su camino. Eso los hace parecerse a animales: los animales no tienen consciencia alguna. Algunos tipos de animales son los siguientes:

  1. El castor gandalla: No solo cometes el agravio de construir con recursos públicos una presa en tu propiedad para tu propio beneficio, sino que le quitas a la gente el recurso más elemental que tiene el ser humano: el agua. Los demás castores construyen presas que generan beneficios para el ecosistema, el castor gandalla no deja que el agua fluya para que los agricultores, que viven de lo que cosechan, puedan dedicarse a lo suyo, prefiere consolidarse como el único agricultor de la zona.
  2. 2. El cerdo lunático. Has hecho de tu estado un lodazal provocando una severa crisis económica, de seguridad y de estado de derecho; te denuncian por desviar casi dos billones de dólares, eres la piedra en el zapato de tu partido, el presidente ni te saluda. En cambio, disfrutas de revolcarte en el lodo haciendo declaraciones como: “antes se hablaba de balaceras y asesinatos, de participación de la delincuencia organizada, y hoy hablamos de robos a negocios, de que se robaron un Frutsi y dos Pingüinos en el Oxxo”. Otra frase es la de “Pórtense bien” cuando te acusan por la muerte de más de 16 periodistas. Este animal, aunque parezca una burla a la sociedad por su tono de voz, es el más destructivo en este zoológico que algunos le llaman gobierno.
  3. La ballena de mar de sangre: Eres funcionario de la Seguridad Pública de un Estado en completo caos de seguridad, dónde la gente vive con miedo e incertidumbre, tienes la enorme oportunidad de darle un giro positivo a la seguridad y en cambio decides que es mejor utilizar los recursos públicos en tus casas en Woodlands. Con inteligencia y con esos recursos muertes, secuestros y robos podrían no pasar, pero no, decides que es mejor echar el golf en tu privada de Texas.

Bueno, ¿a qué voy con todo esto?

La realidad es que antes pensaba que la corrupción era algo que se vería en un estrato macro, dónde las consecuencias eran temas como el bajo crecimiento económico del país, la desigualdad, el rezago educativo, etc. Hoy estos “animales” han afectado de forma directa la forma de vida de personas con las que me rodeo, la gente vive con miedo e incertidumbre. No existe el estado de derecho y no existe, porque no hay una voluntad para cambiar las cosas, porque la gente se pone siempre primero, el yo quiero mi yate, yo quiero mi Ferrari, yo ..yo…yo.

Creemos que no podemos hacer nada al respecto, pero ¿Qué tal si podemos contribuir en la forma de posible?

Para entender cómo podemos contribuir a la causa, es importante hacer un breve análisis. Primer punto: estos animales alimentan su ego del reconocimiento público, de la vida de lujos, de estar en el spotlight, de mostrar su poder, etc. Segundo punto:  aunque me da tristeza, existen parásitos que alimentan a estos animales: gente que a sabiendas del mal que estos animales generan en nuestra sociedad, veneran su forma de vida, posición económica, poder, etc.

Les diré que si podemos hacer al respecto de esta problemática del país: no entremos al zoológico, no alimentemos a los animales, dejemos que esos animales se vayan muriendo por la soledad y por el repudio de la gente hacia ellos; no dejemos que haya un sólo parásito que venere a los animales de la clase política, repudiemos a los animales y todos sus cómplices y hagámosle  saber que no son bienvenidos en una sociedad de gente que desea hacer bien las cosas.

Estoy seguro que conoces a la persona que se vio beneficiada con concesiones otorgada por esta clase de animales que he comentado, o al funcionario público que pudiendo hacer un cambio positivo por la seguridad de su estado decidió otorgarse contratos para andar en su Aston Martin, viajando por todo el mundo, sabiendo que la gente se muere y la secuestran, y que saben que son cómplices de un sistema podrido. Con nuestra actitud de repudio hacia los animales, y a quien avalen sus pecados y estén con ellos, hacerles saber que manejan ese auto último modelo lleno de nuestro sudor y esfuerzo y a veces de nuestra sangre, que sus viajes por el mundo pudieron ser gracias a rescates de secuestros, que sus casas en Woodlands pudieron ser mejores salarios para policías para que no se corrompan.

Aunque la clausura del zoológico se vislumbra como una utopía, está en nosotros no alimentar a los animales que viven en él.

Rodrigo Cruz Bustillo

Anuncios
Acerca de rcruzbu (2 Artículos)
Real Estate Private Equity. Innovation and technology enthusiast. Urban planning, Smart Cities and Real Estate Development lover.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: