Anuncios
Lo último

¿Solo un mal inicio del deporte olímpico mexicano?

Personalmente me desespera ver perder a México, entiéndase por eso a los deportistas mexicanos participando ahorita en Rio 2016. Desde chico he practicado deporte, he estado en equipos tanto de béisbol, natación, futbol, basquetbol y tenis, he competido en todos ellos en competencias de diferentes niveles y tuve no la suerte sino la disciplina, preparación, dedicación y habilidades para poder sobresalir en unos, no en todos.

Y peor que desesperación ya llego hasta decepción al ver por ejemplo, las declaraciones vía twitter del taekwondoín mexicano Uriel Adriano al hacer una burla, porque eso fue, y básicamente declarar que la gente obesa y sin condición física no les puede exigir a las “estrellas” del deporte mexicano ganar medalla en las competencias en las que participan.

Él, así como todos los deportistas que participan en competencias internacionales, reciben una beca por parte del gobierno para que se dediquen únicamente a entrenar y poner en alto el nombre de México, ese dinero viene de los impuestos que pagamos todos, y al ser la obesidad un problema de salud pública en nuestro país, ojalá y le quede claro a Uriel, hasta las personas obesas que por su condición no aguantan subir escaleras pero que pagan impuestos, por supuesto que pueden exigirle una medalla.

Claro que se puede argumentar que dicha beca no es suficiente, pienso lo mismo, hay pocos apoyos para nuestros deportistas, por eso peor la decepción tras las declaraciones de Iván García, al quedar fuera del medallero junto con su pareja de clavados Germán Sánchez, al decir que “el ya tiene una medalla”, o de Aida Román al perder igualmente en tiro con arco y quedar fuera del medallero al declarar que ella “no le debe nada a nadie”. Peor la decepción porque ¡ellos ya alcanzaron una medalla olímpica! Son algunos de los consentidos del deporte mexicano, reciben más becas, aparte patrocinios, y que salgan con declaraciones tan mediocres como esas, no puede ser, ¿en dónde está no solo su hambre por una mayor gloria olímpica sino su espíritu deportivo?

Mucho se está diciendo en contra de Alfredo Castillo, al frente de la CONADE. El deporte mexicano estando él al frente ha tenido bastantes pifias, no les dan uniformes a los atletas, los mandan a competir pero no los inscriben a dichas competencias o no pagan multas por lo que no se entona el himno nacional cuando ganan la presea dorada. Pero sin tratar de ser abogado del diablo, ya que para mí como para muchos no era la persona ideal para el puesto, es mi opinión que solamente no supo llevar su estrategia de remover a los caciques que se han enriquecido dirigiendo las comisiones de los deportes en México a través de los años, quienes por su experiencia y contactos, han ganado la batalla hasta ahora. Lástima que esa batalla solo los beneficiará a ellos personalmente y no al deporte mexicano, que nunca ha destacado, con sus claras excepciones obviamente.

Y es que ¿quién no recuerda las clases de educación física en el kínder, primaria o hasta secundaria? Al menos en mi experiencia, si no hubiera querido practicar ningún deporte en esos años, igual hubiera sacado 10 en esa “materia”. El problema es de años y tiene mucho que ver con la educación y la disciplina o la falta de ella en el sistema de desarrollo de los niños mexicanos. Igual en mi experiencia, solo conociendo a alguno de esos caciques del deporte era que podías recibir apoyos para ir a las competencias, hasta en el deporte “así funciona México”. Y llega alguien a querer cambiar esto, obviamente quien se  ha beneficiado por años no piensa dejar el hueso, y peor aún si la persona que lo quiere llevar a cabo no tiene la preparación o el conocimiento suficiente en el tema.

Aún quedan días en estos juegos olímpicos de Río 2016, y en verdad espero ver a México ganando medallas, y si alguien les quiere exigir medallas a nuestros deportistas que lo haga, personalmente lo que les exijo es que dejen el alma en la cancha o en la alberca o en el campo o en la pista, que se ganen ese gran privilegio que tiene de representar a su país, y sobretodo que no tengan actitudes de “estrellitas” y declaren tonterías al perder (o ganar tampoco por si acaso), porque ni los estadounidenses se lo perdonaron a Michael Phelps, y todo mundo sabe quién es él. Ya con el tiempo espero que a través de la educación, más niños tengan la oportunidad de crecer bien arropados y apoyados y ya cuando estén listos, tengamos como país una representación más abundante y de calidad en las competencias internacionales de todo tipo.

Jose Arenas Zapata

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: