Anuncios
Lo último

La Guerra Actual: Islam radical contra los “infieles”

ISIS (Estado Islámico de Irak y Siria) o ISIL (Estado Islámico de Irak y Levant), son las dos formas a las que se le conoce, por sus siglas en inglés, al relativamente nuevo movimiento islámico radical que busca conformar prácticamente un nuevo país o estado islámico en la región que su nombre indica.

Todos sabemos dónde está ubicado Irak, antiguamente Mesopotamia, así como Siria, pero la región de Levant muy pocos la conocen. Esta región se remonta al inicio de la civilización cuando el hombre sale de África y se empieza a asentar en diversas áreas.  Para no hacer el cuento largo, actualmente esta región comprende lo que actualmente son los países de Israel, Palestina, Líbano, Jordania, Siria y la Franja de Gaza. Haciendo un ejercicio de asociación o lógica como en la escuela, hago una pregunta: de la lista de países previamente citada ¿Cuál no pertenece al mismo grupo? ¿Obvio o no?

Todos vimos el inicio de la llamada primavera árabe, cuando cayeron regímenes de países árabes al alzarse la población contra el yugo bajo el que los tenían, pero el único que se logró mantener y al día de hoy sigue en el “poder” es el régimen sirio, liderado por Bashar Al-Assad, quien se mantiene ahí gracias al apoyo incondicional ruso y me atrevo a decir que hasta estadounidense.

Pero esto no empezó simplemente con la primavera árabe como muchos intereses quieren que se crea. Esto se remonta al mismo conflicto milenario de siempre por la Tierra Santa. ¿Qué esperaba el mundo en 1947 cuanto arbitrariamente dio la mitad del territorio de Palestina para conformar el Estado de Israel y que un año después declara su independencia? Si, el nazismo y la segunda guerra mundial fue la peor época de la humanidad por los hechos atroces que se cometieron contra un grupo de personas de la misma religión, pero ¿era la respuesta dejar sin país a otro pueblo?

Obviamente hubo otra guerra en seguida por el descontento árabe a dicha imposición, y con la simpatía del mundo del lado del pueblo judío y todo el apoyo, la ganó Israel que aprovecho para agrandar sus fronteras más allá de las originalmente delineadas en el tratado que había firmado la ONU. Lo que obviamente genero más molestia de lado de los perdedores (árabes).

El tiempo pasó, y occidente ya con un aliado en la región siguió interfiriendo, inclusive hasta ayudando a los árabes contra su enemigo acérrimo después de la segunda gran guerra. Afganistán “ganó”, Rusia se replegó y occidente paro toda su ayuda de forma tajante, no se fuera a molestar su aliado en la región. Un error que inclusive el congresista estadounidense Charlie Wilson hizo público, pero nadie le hizo caso.

Y no aprendiendo de esa historia y siguiendo con su interferencia fuera de sus fronteras, y con el pretexto del ataque terrorista más elaborado, extraordinario  y letal de la historia, Estados Unidos llego al extremo de fabricar historias y evidencias para invadir un país árabe, del que ni siquiera eran originarios los terroristas que llevaron a cabo el ataque, hacerse de sus recursos, saquearlo prácticamente y de ahí salir de forma tajante dejando a su población con un gobierno débil, poco preparado y poco respetado por la mayoría de su población.

La religión musulmana es, creo que sin faltarle el respeto a nadie, una religión algo conservadora y estricta, con tradiciones y costumbres que siguen esa línea dura. Y hartos y desesperados surgen nuevo líderes de las diversas líneas que practican esa religión y aprendiendo de los errores que ha cometido desde Hezbollah hasta Al-Qaeda,y hoy en día tenemos este nuevo grupo bien llamado terrorista en busca de una utopía musulmana.

Desafortunadamente, el poder económico judío es hoy en día inmensamente más grande y el resentimiento hacia los musulmanes por tantas muertes causadas está muy fresco, por lo que esta guerra está lejos de acabar. Radicalismo o extremismo, en ningún bando es algo bueno, los musulmanes al ser el bando más chico utilizan el único recurso que ven a su alcance, el terror, para tratar de lograr su objetivo, obviamente está mal y hay que acabar con ellos, pero no nos confundamos y permitamos a los radicales del otro bando más poderoso seguir haciendo lo mismo, hay que aprender de los errores del pasado para no repetirlos y no dejar que el siguiente grupo después de ISIS nazca inclusive, y así quizá algún día, este conflicto acabe y a nadie se le llame infiel.

José Arenas Zapata

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: