Negocios

¿Dónde vivirán los niños?, vivienda para la generación Millennial.

Para entrar en un poco de contexto, primero me gustaría definir (aunque la gran mayoría ya los conoce) lo que es la Generacion Millennial. La Generación Millennial define a los nacidos (la gran mayoría de los autores definen estas fechas) entre 1981 y 1995, y que ahora son jóvenes  entre 20 y 35 años que se hicieron adultos con el cambio de milenio. Por lo tanto, son la futura generación de consumidores de un mercado enfocado a nuevas características y necesidades.

Uno de los negocios más antiguos y rentables sin duda es el negocio inmobiliario, y para confirmar esto basta con mencionar que el sector vivienda representa aproximadamente el 6% del PIB Nacional. La pregunta del millón de dólares es si las “vivienderas” están preparadas para resolver las necesidades de esta nueva generación. La empresa 4S, dedicada al estudio y consultoría de desarrollos inmobiliarios comenta que el futuro del sector y el verdadero negocio residencial estará en “atender mejor las etapas de la vida” y considero que la para los millennials esto es de gran importancia (un servidor pertenece a esa generación).

Es por ello que las grandes empresas constructoras y los fondos inmobiliarios se han visto en la necesidad de crear nuevos proyectos donde la planeación urbana juega un papel importantísimo, y además cambia constantemente. Si miramos al pasado, la planeación urbana era totalmente fuera del centro de la ciudad, fuera de todo lugar y lejano al comercio, lugar de trabajo y esparcimiento, lo cual ocasionó en el transcurso del tiempo que ocasionara irremediablemente la generación de tráfico y una total desconexión del sistema urbano.

Anteriormente, el común para cualquier clase social era la creencia que comprar grandes espacios donde habitar, siendo esto lo más importante. Al día de hoy, la preocupación es que estos desarrollos sean policéntricos, espacios mixtos que brinden todos los servicios y que resuelven la vida de los habitantes, por ejemplo, la construcción de los Power Centers o Neighborhood Centers (algo traducido más o menos como Centros de Barrio) a los alrededores de estos complejos que evita el desplazamiento antes mencionado además de la creación de un sentimiento de comunidad. Fondos y desarrolladores como Abilia, Gicsa o Mira vieron de esta oportunidad y están muy adelantados en la construcción de estos en la Ciudad de México y las principales ciudades del país.

La dinámíca actual, los futuros trabajos de la Generación Millennial y el continuo cambio en sus necesidades, hace que la decisión no solo se basará en una sola característica, sino de la unión de la ubicación, precio y amenidades sean los verdaderos componentes de la toma de la decisión. Para los millennials el tamaño del espacio donde vivirán no será importante, se fijarán más en la generación de un ecosistema de vida único para ellos. Ejemplos de estos desarrollos los podemos ver fácilmente en ciudades como Monterrey en complejos como Micrópolis el cual tiene más de 150 departamentos donde el tamaño promedio es de 90 m2 rodeado de oficinas virtuales y comercio. Lo mismo podemos ver en Querétaro, Tijuana y Boca del Río con el desarrollo de Levant por parte de INSAR y GAVA Capital dónde le apuestan a este mercado con un producto muy similar al que comentábamos con Micrópolis.

Sin embargo algo que hay que tomar en consideración dentro de la creación de estos nuevos productos es que los millennials se enfocan más en el presente, para esta generación un esquema de crédito hipotecario no es atractivo, es por eso que el producto a ofrecer es un producto en renta. Para darles un dato, Lamudi en su último estudio del año pasado, menciona que el 53% de los mexicanos prefiere comprar propiedades respecto al 47% que decide rentar. Sin embargo los baby boomers y la generación x siguen siendo el mercado más grande con el 53.9% de participación, y esta tendencia de comprar, totalemente se romperá cuando la generación millennial y centennial salgan de sus casas.

Los Desarrolladores no la tienen fácil: mi generación y sobre todo las que vendrán serán tan cambiantes e inquietas, que lo único que se sabe es que no los gustos de ahora no serán los gustos del mañana, por ello no se pueden dar el lujo de seguir haciendo lo mismo. Es necesario estar al pendiente de las tendencias y gustos de consumo de esta generación y de las nuevas que vienen.

Francisco J. Orozco Bendímez

Anuncios

2 comentarios

  1. Yo creo que más allá de los posibles desafíos, también se trata de adaptar los mercados a las nuevas generaciones. Cosa que cada vez es más dificil por los cambios constantes que parece haber de una generación a otra, si bien, en el fondo, sigue siendo un poco lo mismo… hay generaciones que vuelven al pasado en algunas cuesetiones, y en otras son completamente diferente. A veces prejuzgamos de más pensando que las nuevas generaciones son muy distintas de las anteriorees, cuando en cierta forma no es tan así.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s