Anuncios
Lo último

Crecer, comprar y jugar Monopoly: Las fusiones y adquisiciones en las empresas.

De la materia de fusiones y adquisiciones, ojo con los motivos por los cuales las empresas adoptan estas estrategias.

Una de la forma en que las empresas hoy en día crecen económicamente y geográficamente es por medio de la fusión o la adquisición de otras empresas o con otras empresas, y más cuando hablamos de empresas franquiciadas, concesionarias o distribuidoras donde la marca original pide (si no es que exige, realmente) el crecimiento de su marca (a pesar que no son dueñas de las empresas pero si de la marca y existe un compromiso). Aunque sea de otro tema, este fenómeno ocurre  actualmente debido a que las marcas-franquicias ya no están pulverizando su marca con diversos dueños, sino prefieren tener grandes grupos estables, sólidos e institucionalizados que “vendan su marca” por lo que las adquisiciones o fusiones están a la orden del día en este modelo de negocio.

Y es donde debemos partir de dos grandes dudas existenciales que tienen las empresas que están adquiriendo a otra:

  • ¿Queremos crecer?
  • Y… ¿podemos crecer?

Grandes empresas que en su momento tuvieron un Imperio por la compra vertical y horizontal de empresas, actualmente sufren los estragos de una compra precipitada. Haciendo una combinación de las preguntas anteriores podemos determinar:

  • Queremos crecer pero no podemos: Tal vez el mismo mercado exige el crecimiento por el “momentum” del sector o de la misma empresa, pero hay que ser precavidos al realizar la evaluación del proyecto. La consultora McKinsey estudió 115 grandes adquisiciones de comienzos de los noventa a nivel mundial, y encontró que entre los tres y cinco años siguientes, el 60% fallaba en producir retornos superiores al costo del capital requerido para financiar las compras y sólo el 23% eran exitosas. Podemos “empasivar” a la empresa y luego no tener ni liquidez ni solvencia. Véase CEMEX.
  • Podemos crecer pero no queremos: Tenemos la posibilidad, el recurso, pero realmente no queremos por no tener el know how de lo nuevo, o tal vez ya no queremos a nuestra compañía. Cuando normalmente pasa esto, es el momento de vender la compañía a un buen precio a una Empresa Compradora.

En lo personal, soy un fan del juego de mesa Monopoly donde uno debe ser muy inteligente para ver qué comprar, cuándo comprar y en qué momento vender para no ser adquirido o caer en bancarrota, un ejemplo diminuto de lo que pasa realmente en las compañías.

Recordemos que la realidad las fusiones y adquisiciones de empresas, dejando a un lado el “romanticismo” de que las empresas se adquieren o se fusionan por las sinergias y por el bienestar de los clientes, son una decisión de tipo económico, con el simple objetivo de obtener utilidades futuras.

Francisco J. Orozco Bendímez

Síguenos en nuestras redes sociales
Facebook: http://www.fb.com/emprepedia
Instagram: http://www.instagram.com/emprepedia
Twitter: @emprepedia

Anuncios
Acerca de Francisco J. Orozco (106 Artículos)
Profesor de Contabilidad y Finanzas en el Tecnológico de Monterrey Campus Monterrey. Millennial de nacimiento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: